Recuerda que en este blog es conveniente pinchar en las imágenes.
Puedes encontrarte alguna sorpresa.

jueves, 15 de enero de 2009

Blues para el espíritu

El Reverendo Gary Davis y Megan Ochs. Pinchando en la foto podéis ver más imágenes. Hay quien piensa en el blues como un estilo único, cerrado en sí mismo.

Nada más lejos de la realidad. El hecho es que este estilo casi no se puede calificar de tal. Habría que definirlo más bien como una expresión del sentimiento,... de cualquier sentimiento.

Así, nos encontramos con verdaderas dificultades a la hora de ponerle nombres a los distintos tipos de blues. Se habla de country-blues, delta-blues, etc, para entender un poco mejor las diferencias existentes y poder clasificar de algún modo a los distintos artistas.

De modo que podemos hablar también de gospel-blues.

Y eso es lo que hacemos hoy trayendo aquí un vídeo del Reverendo Gary Davis.

También conocido como Blind Gary Davis, nace el 30 de abril de 1896 en Laurens (South Carolina) y muere el 5 de mayo de 1972 en Hammonton (New Jersey).
No nace ciego, pero debido a un accidente casero pierde casi por completo la visión, si bien eso no le impide aprender a tocar la guitarra, de forma autodidacta, a la temprana edad de 6 años.
Sus primeras influencias musicales fueron el gospel, las marchas, el ragtime y el jazz.



Este vídeo pertenece a una serie de televisión, Rainbow Quest, realizada a mediados de los 60 por Pete Seeger con el objetivo de promocionar la música folk. Fueron 38 episodios en los que aparecieron artistas de todo tipo, como por ejemplo Elizabeth Cotten, Donovan, Judy Collins o Buffy Sainte Marie.
En el vídeo que hemos visto, y que fué el episodio nº23, aparecen Donovan y Shawn Phillips junto al Reverendo y Pete Seeger.

Nos podemos fijar en varias cosas. La primera de ellas es la fuerza y la emoción trasmitida por este hombre. También está la postura (forma de coger la guitarra) poco ortodoxa, casi imposible, y la técnica que utiliza (pulgar e índice solamente) para su peculiar "fingerpicking", que hizo decir a gente como Dave Van Ronk que Gary Davis era el mejor guitarrista que jamás había oido. Tal vez exageraba un poco, y lo veremos en ocasiones posteriores.
Aún así, en efecto fue un gran guitarrista, compositor también y, por lo que dicen, una mejor persona.
Pero lo que me ha hecho gracia de este video es la cara incrédula de Donovan y compañía al oir a este artista ciego tocar y cantar con ese maravilloso y, por momentos, hipnótico estilo.

Notas:
La música gospel, espiritual o evangélica (en su sentido más estricto) es la música religiosa que surgió de las iglesias afroamericanas en el siglo XVIII y se hizo popular en la década de los 30.
El término Gospel proviene de GodSpell, que en castellano se traduce como «llamada de Dios».

8 comentarios:

Anderea dijo...

Se van los pies. Gracias, Jose. Aprendizaje y ritmo como por un tubo.

Me ha gustado de este vídeo la simpatía entre ellos. ¿Siempre tiene este "toque"?

jose dijo...

Algunos detalles y curiosidades más me faltan por poner, pero ya los iréis viendo aparecer.

Es que ahora me falta tiempo.

Anderea dijo...

La foto de la nena está mundial.

Moisés Pellicer Carrasco dijo...

auténtico blues amigo. Muy bueno¡¡¡ menos mal que se guardan este tipo de videos que ya van teniendo años..

jose dijo...

Sí, hasta la llegada de Internet a nuestras vidas era tremendamente difícil conseguir este tipo de música, ya que aquí no llegaba.
Y no digamos ya en vídeo.
Lo más que podíamos tener era alguna referencia en algunos libros y alguna que otra foto curiosa.

Amio Cajander dijo...

¡ Amén !

laperdiz dijo...

Un poco fuerte empiezas, va a ser complicado mantener el nivel.
Por cierto el último album de Bruce Springsteen editado en 2006 y que está dedicado a Pete Seeger es magnífico, una pasada.

jose dijo...

Lo sé, pero me lo tomaré con calma. Así que no esperéis actualizaciones a menudo.

En cuanto al album que dices, lo tengo y es muy bueno, aunque quizá algo pretencioso, pero se le puede perdonar.

En cuanto a Pete Seeger, aunque no lo he dicho aún, aprovecho ahora para decir que siendo interesante como musicólogo (tal como Joaquín Díaz por estos lares), como cantante y músico dejaba bastante que desear.

Pero, en fin, cada uno tiene sus méritos y ha cosechado sus éxitos, que no son pocos en cualquiera de los dos casos.